SOCIAL
CONTACTO informacion@institutogenuinaconsciencia.com
INSTITUTO DE LA GENUINA CONSCIENCIA ® Todos los derechos reservados 2019




Entrevista al Profeta Omega

1ra parte
Antes que nada, agradecemos el interés que ha generado el Instituto de la Genuina Consciencia en sus diversos proyectos, estamos comprometidos completamente al desarrollo de la consciencia y a las alternativas de vida que promovemos. Hemos recibido muchas inquietudes respecto a la fundación y las personas detrás del Instituto, nuestras motivaciones y objetivos, por tal motivo en esta ocasión les presentamos una entrevista realizada al Profeta Omega, fundador del Instituto. J: Muchas personas nos han preguntado el porqué de la creación del Instituto y sobre todo de la simbología que utiliza, sus motivaciones y lo que se espera lograr con todo esto P.O. Estamos muy contentos con todas las preguntas que han surgido, y en especial en poder ver el interés que despierta la posibilidad de poder cambiar y tener una perspectiva alternativa para enfrentar los retos de nuestra existencia. Para responder a tus preguntas, bueno, porqué el Instituto?, muy fácil, estaba harto, cansado, destrozado, de ver como preferimos destruirnos como especie, de ver cómo vivimos completamente desconectados del mundo y de nosotros mismos, y todavía preguntarnos por qué motivo nos encontramos tan mal, estaba cansado de ver que nuestros supuestos avances tecnológicos solo permiten ciertas innovaciones, hasta cierto punto triviales, cuando la tecnología y sus descubrimientos no son bajo ninguna óptica inclusivos, y la mayoría de nuestros males aun nos quejan, sirviendo intereses ajenos al desarrollo de la especie, y en especial a nuestra miseria como seres conscientes, odiando, envidiando, deseando cosas vacías y sin sentido, enojados con los demás por considerarlos responsables de nuestras decisiones. Estaba cansado al ver que nuestra juventud se desperdicia en ímpetus estúpidos, donde tienen de modelos a la escoria más triste de celebridades y a unos completos imbéciles de maestros y guías. Estaba cansado de vivir en un mundo donde saludas o das los buenos días a los vecinos y te voltean a ver como un animal rabioso, donde convivir se confunde con tolerar, y el cagarse donde se come una saludable costumbre. Estaba cansado de hacerle ganar dinero y otorgar mi energía a gente e instituciones insensibles y banales, sin ningún dejo de dar nada a cambio más que el beneficio personal, de trabajar y trabajar y ver que lo que se obtenía por dicho esfuerzo no correspondía ni remotamente a la energía invertida en proyectos a mi parecer inútiles. El Instituto nace de una necesidad de cambio, de expresión, de crecimiento, he tenido muchas alegrías en mi vida, y también desilusiones, y dolor, como todos, sin embargo creo que la diferencia es que mis niveles de energía han sido en su mayoría bien utilizados , lo que me permitía ver que había cosas en mi vida que no me parecían, pero más que poder ver eso, mi energía me permitía hacer algo al respecto para cambiar mi situación, no tengo ni soy nada especial, solo estoy enfocado y tengo una sed de cambio, y un anhelo de compartir lo mucho o lo poco que he podido experimentar en esta increíble existencia, para que sirva de ejemplo, ya que si yo pude, cualquiera puede, solo que muchos no saben ni por donde comenzar. Para responder a tu otra pregunta, ¿qué se espera lograr con esto?, un cambio gradual, una transformación de nuestras actitudes y nuestras carencias hacia algo positivo, un despertar paulatino, pero sobre todo brindar una posibilidad, la posibilidad que se me otorgo a mi hace tiempo atrás para poder yo ser el que provocara ese cambio en mi persona, así como alguien me la brindo a mí, con conocimiento, con cariño, con la mejor de las intenciones, sin esperar nada a cambio, lo hacemos ahora nosotros. J: La pregunta lógica que surge es, que te hizo cambiar, que te sucedió para que pienses de esa manera, a muchos de nosotros nos han pasado cosas, pero pocos de pronto dejamos todo atrás para hacer gran cosa al respecto, ¿puedes contarnos eso? P.O. Claro, pero antes quiero dejar en claro esto, no soy una persona imbécil, busco el pragmatismo y la eficiencia sobre todo, no soy propenso ni al fanatismo ni a la locura mitológica, busco antes que nada la explicación al fenómeno antes que las suposiciones infundadas, pero sobre todas las cosas, busco ser una persona seria y comprometida a lo que hago, jamás se me ha dado la religión ni la fe ciega, detesto las estupideces y la superficialidad, me hago responsable de mis actos y no dejo las cosas a medias. Siempre he tenido un gusto y una pasión por la naturaleza y los espacios abiertos, el sentirme libre, y disfrutar la naturaleza y sus misterios, así que cuando cumplí 24 años, en un viaje hacia los lugares despoblados que tanto amo, experimente la muerte, morí ahogado y tuve una serie de vivencias que tal vez detallare algún día, la cuestión es que lo que pude presenciar y vivenciar conscientemente fue de una naturaleza tan extraña y fuera de todo orden convencional que me sacudió hasta el mismo fundamento de mi ser, jamás vi ni a dios ni a los ángeles ni a los santos de los que tanto había escuchado hasta ese momento, lo que puedo decir es que pude conocer de primera mano, que la consciencia es una fuerza cohesiva independiente de nuestro cuerpo físico, que esta se transforma y va acumulando vivencias, y que nosotros decidimos la cualidad y fuerza de estas, para así decidir en el camino, si aquello que vivimos vale o no la pena. Desde ese momento hasta ahora, me dedique a estudiar y explorar las respuestas y las revelaciones de aquello que tuve la fortuna de experimentar, te puedo decir sin temor a equivocarme que estuve allá afuera, que la vida es un regalo que desperdiciamos en poca cosa, que hay misterios que desafían toda nuestra comprensión, y que estos no están velados, ya que a lo largo de la historia humana, personas como y como yo se encontraron en las mismas disyuntivas, y que al igual que yo, decidieron darle un sentido distinto a lo que consideraban ser el orden normal o común de la experiencia consciente. Me dediqué a encontrarle sentido a la vida ya que la había perdido, y en esto radica mi transformación, ya que pude descubrir que no es necesario llegar a extremos como los que viví, la decisión de cambiar y revaluar nuestra vida se encuentra siempre al alcance de nuestras manos, solo hay que convencernos, y ¿cómo se puede uno convencer? Estudiando, comprendiendo, buscando, el conocimiento de todos los misterios yace dentro de nosotros mismos, ya poseemos todas las respuestas, el problema radica en no saber formular las preguntas adecuadas o pertinentes, y dejarle nuestra adquisición de conocimiento a otras personas con intereses nefastos, que solo buscan confundir y reiterar las mismas mentiras y mitologías en las cuales depositamos nuestra fe y nuestra inacción, propias de niños pequeños y perdidos, y no de seres humanos soberanos. Fui a los lugares sagrados, conocí a grandes maestros, hice las peregrinaciones, y así en mi andar, pude descubrirme, mi travesía es la travesía de todos los que buscan tanto respuestas como a mismos, tuve la inmensa fortuna de ser concedido iniciaciones de antiguas tradiciones, y sobre todo de poder tener la habilidad y la responsabilidad de poder transmitir una parte, de todo aquello que encontré en el camino. Dejé todo como bien dices, una pareja estable, reconocimiento social y laboral, poder sobre mis semejantes, para realizar esta obra, que a mi parecer vale más que todo, ya que pude encontrar la libertad al ser arquitecto de mi destino, y sobre todo, encontrar la paz que toda mi vida anduve buscando. Para ganar esta vida tuve que perder una vida, pero tú, y todos, no necesitan llegar a ese punto, con decidir, con querer, con buscar se puede tener todo y más. J: ¿Pero porque Profeta Omega, de donde viene o a que te refieres con ese nombre? P.O. Esa es una buena historia, Hace muchos años, en una revista que editaba la tienda de discos de música y demás Tower Records, salió un artículo de un tipo que andaba en el desierto de Arizona y Nuevo México, en Estados Unidos, en un camper con una antenita y un radio de onda corta, vagaba por el desierto en su vehículo y donde lo encontrara la noche se detenía y transmitía un programa de música y misterios, esoterismo, ovnis y cuantas cosas raras se le ocurrieran o hubiera visto en sus viajes bajo el nombre de Prophet Omega, poco a poco hubo personas que retransmitían sus programas en repetidoras caseras hasta que comenzó a tener algo de fama underground en el bajo mundo desértico, hasta que un día desapareció, o dejo de transmitir, nadie supo realmente que le sucedió, pero esa historia del ermitaño tecno sabio en su camper en el desierto se me hizo extremadamente romántica, de muy joven me impresiono de gran manera, y el nombre se me quedo, así que ahora haciendo algo parecido, dije, por qué no? ¡Y el resto como se dice, es histeria! J: Cuéntanos un poco sobre el arte y las imágenes que produces, que procesos ocupas, de donde sale tu inspiración y esas cosas… P.O. Creo que viene de familia, del lado de mi padre ha habido personas con mucho talento, gente que trabajo con madera, pintura, dibujo, diseño, arquitectura, del lado de mi madre también, aunque pocos se dedicaron de lleno a ello, mi sueño siempre había sido hacer películas y dibujar y pintar, pero no fue hasta hace poco que de verdad me dedique a trabajar y pulir esos anhelos, siempre he disfrutado escribir, algún día mostrare mis cuadernos de notas y bocetos, pero lo pensaría antes, demasiada angustia adolescente en mis primeros trabajos . La inspiración viene de los viajes y las experiencias que tuve, los ojos prevalentes en lo que produzco representan al espíritu, a la fuerza invisible omnipresente, me gusta el contraste entre el blanco y el negro, las degradaciones en grises, siento que desde una perspectiva estética permiten al observador rellenar y complementar con la proyección de sus experiencias esa aparente falta de color, evocar sentimientos de misterio, de que hay un algo latente sin palabras, que puede hablar y comunicar mucho más de esa manera, me gusta adaptar la simbología ancestral, de las tradiciones a las que pertenezco, y darles un acercamiento a la visión moderna, las mismas figuras y motivos se han repetido y reiterado a lo largo de la historia, pero siempre se han adaptado, disfruto trabajar con el color, pero para los fines que busco ahora, el provocar, el integrar y transmitir, siento que el blanco y negro y sus derivaciones funcionan mucho mejor. Trabaje mucho tiempo con acrílicos y lápices, ahora hice el salto a digital armado de una Wacom, lo que ha provocado un incremento en la producción, aunque llámame romántico, siento que el papel y los medios físicos son más interesantes, desafortunadamente me tardaría semanas en lo que ahora puedo hacer en días, así que el pragmatismo vence al romanticismo una vez más me temo. Mi meta es llegar a ciertos grados de maestría y practica absolutos, le dedico bastante tiempo a la perfección de las líneas y los símbolos, creo que como se puede ver en el libro: El espíritu manifiesto, ha habido un gran avance en todos los sentidos, y en general, me produce una satisfacción y un estado de concentración tal, que el dibujar y pintar producen un flujo de ideas necesario para alimentar los otros procesos creativos. J: En estos libros que has producido, ¿porqué el enfoque a los jóvenes y a los niños? ¿Habrá otros libros dedicados a otros grupos de personas? P.O. Como te comentaba, existen aspectos de nuestra experiencia que no son obvios, que necesitan ser señalados para tomar precedencia, mientras que otros tienen que ver con la experiencia y las vivencias, nadie nace con un pleno conocimiento de todo, además de que estoy convencido de que a pesar de que todos tenemos la posibilidad de cambiar y transformar nuestro pensamiento, algunos adultos ya están tan convencidos de que su locura es la norma, que la simple idea de modificar algo les parece alienígena. A los autómatas sin alma, ni con curitas mágicos los ayudas, necesitan de mucha energía y ganas para poder hacer algo, un niño y un joven están en plenos procesos formativos, apenas se están haciendo una idea de lo que es el mundo y lo que les representa, se están formando sus valores, y sus definiciones de lo que es una u otra cosa, así que por esa razón se decidió en el Instituto que los primeros esfuerzos fueran enfocados a ellos. Claro que hay planes para llegar a otros grupos con otros temas, además recuerda, la edad es actitud, ¿porque no producir textos que le hablen a tu niño interno, a tu joven sonriente que tiene ganas de seguir soñando sin importar la edad J: Aquí termina la primera parte de la entrevista, en la segunda parte el Profeta Omega nos habla sobre la tradición, sus viajes, y algunas cuestiones extrañas que le han tocado vivir y presenciar, los viajes de poder del Instituto y ¡mucho más!